Queda inaugurado este blog


No recuerdo cuánto tiempo hace que escribo. Algo menos tiempo hace que guardo lo que escribo. Menos aún que tengo la osadía de enseñarlo. O la desvergüenza, vete tú a saber. Cuando empezó la fiebre del blog, todos los allegados que sabían de mi dolencia intentaron animarme a que armara uno. Por alguna razón, me pareció demasiado. ¿Quién, yo? ¿Por qué, si no tenía tanto que contar, al fin y al cabo? ¿En Internet? ¿Para que lo viera todo el mundo? ¿Para que no lo viera quien lo tenía que ver? ¿Tenía sentido un mensaje sólo con emisor, con un receptor difuso, lejano, desconocido? ¿O, peor aún, inexistente? Demasiadas preguntas. Demasiados enlaces que parecían los cruces de caminos de Alicia en el País de las Maravillas. Demasiados bitios. Ninguna respuesta. Eclipse total.

Pero la escritura es un veneno. Un día algo te inocula y quedas contaminado de por vida. Y si nadie te lee, pues escribes de todos modos. Y si sólo te queda la Red, pues te enredas en ella. ¿Por qué no haces un blog? Incluso ahora, escribiendo esto para abrir la página cero, tampoco puedo responder a lo contrario. Por qué lo he hecho, al final. Pero ahí está.

Tengo que dar las gracias a muchas personas sin las cuales esto no estaría sucediendo. Y que nadie se enfade, porque el orden no es de importancia, ni directo ni inverso. No es alfabético ni cronológico. El orden de la escritura en el papel es una dictadura a la que el escritor se somete de continuo. Pero los acontecimientos, igual que los sentimientos, pueden ser simultáneos y tener varias dimensiones, así que ahí van, espero que todos.

El nombre, por empezar por algún lado, se lo debo a Idea Vilariño cuya exhumación, a su vez, debo a Alejandra Díaz Ortiz. No fue, sin embargo, el primero: Margarita Sañudo se enredó en la red durante muchos días ayudándome a encontrar los que ya existían, o no, de entre aquellos que a mí me gustaban. Margarita, ávida lectora, me guió además proporcionándome los mejores ejemplos que nadaban por ahí fuera. María José de Acuña quedó conmigo la única tarde de lluvia de todo el verano pasado y me dijo una frase –ella sabe cuál– que supuso un verdadero revulsivo para mí: me hizo coger la caja de herramientas y ponerme, con su experta ayuda, manos a la obra. A David Soler le debo el haberme atrevido a meterme en este mundo virtual pensando que tal vez “hay vida dentro del 2.0”. A Javier Jiménez que me pidiera, en otro blog en el que colaboro, que no dejara de escribir cuando yo ya estaba a punto de tirar la toalla. A Josete, que algún día será fotógrafo –que tal vez ya lo es– tengo que agradecerle sus fotos, siempre celebradas. Y por último, pero no menos importante, a José Mª Rosillo le debo el soporte técnico y tantas horas de fin de semana comprometidas en la tarea más antipática de la gestación de esta criatura: los enlaces, las categorías, el tipo de letra, las etiquetas, los volcados: en definitiva, el backstage, que él tan bien conoce.

A todos ellos, gracias. Esta bitácora no será la primera, ni la última, ni la única ni la mejor. Pero tratará cada día de no decepcionar a todos los que decidáis dedicarla un minuto. A vosotros, también, gracias. Nos vemos en el camino.

Anuncios

Acerca de Amelia Pérez de Villar

Traductora por el Institute of Linguists of London, he publicado las traducciones La nave de Ishtar, de Abraham Merritt (Valdemar 1991), Sound Bites, de Alex Kapranos (451 Editores, 2007), La estrategia del colibrí, de Francesco Morace (Ed. Experimenta, 2008) Ensayistas y Profetas, de Harold Bloom (2010) Escribir ficción (2011) y Criticar ficción (2012) de Edith Wharton, y Novelistas de Henry James en 2012 (Páginas de Espuma). Debuto en septiembre de 2011 como autora de la edición (traducción, prólogo y notas) de las Crónicas literarias y Autorretrato de Gabriele d'Annunzio (Fórcola Ediciones). Como autora, he publicado relatos en diferentes antologías y revistas, algunos de ellos finalistas de concursos, como "Manuela" (Los nuestros son todos, Fundación Civilia, 2005), "Escena con fumador en blanco y negro" (Canal Literatura, 2007, ganador del Tercer Premio) o "Si yo tuviera el corazón", publicado en el último número de la revista Renacimiento. En febrero de 2012 he publicado el ensayo biográfico Dickens enamorado (Fórcola); y en mayo de 2016 mi primera novela, El pulso de la desmesura (Fórcola). He sido también redactora en prensa escrita y colaboradora en la publicación digital Notodo.com. Más información en mi página web: www.ameliaperezdevillar.com
Esta entrada fue publicada en De libros. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Queda inaugurado este blog

  1. Gracias, Amelia, por haberte decidido a compartir con “nosotros”, seres encarnados que te rodeamos en la Red y fuera de ella, tu escritura. Seas bien venida a la blogosfera. Me temo que este no será simplemente “otro” blog sobre libros y escritura, tenlo por seguro. Mucho ánimo y enhorabuena.

  2. David Soler dijo:

    Vaya, vaya… ¿y la inauguración oficial? 😉

    Bienvenida al fantástico mundo de los blogueros y sus “locos” blogs. Será un placer leerte. Ah! y me encanta el nombre del blog. Y, claro está, mil gracias por citarme.

    ¡Mucha suerte!

  3. Juan dijo:

    Enhorabuena y adelante! Blog de referencia, seguro. Besos, Juan

  4. María José de Acuña dijo:

    ¡Esto está fenomenal!
    Me alegra ver que empieza a rodar y estoy segura de que te encargarás de que nos demos, de vez en cuando, una vueltecita por este rinconcito de “tu casa”. A ver si nos vemos pronto y lo inauguramos “desde la cocina”.
    Besos.
    María José

  5. Margarita Sañudo dijo:

    ¡Ya era hora de que te enredaras en la Red! Empiezo a correr la voz ahora mismo…
    Besos,
    Margarita

  6. Haddass dijo:

    Espero que podamos seguir leyendo tus textos y si es posible copiarlos y difundirlos.
    Suerte porque madera hay 🙂
    Besos

  7. Amparo dijo:

    Amelia me parece perfecto que finalmente te hayas decidido a escribir este blog. En viernes ya nos has dejado articulos más que interesantes y ahora, el tuyo propio promete ser muy especial a juzgar por tus primeros post.
    Lo disfrutaré.
    Besos, ASM

    • Mil gracias, Amparo. Ha contribuido a la decisión la confianza que muchos de vosotros habéis depositado en mí. Por mi parte, no os libraréis de mi en Viernes, así que seguiremos leyendo y escribiendo. Besos para tí también y gracias por tus ánimos.

  8. Ysabel dijo:

    Enhorabuena, mente inquieta!
    Disfruta de este momento, es tuyo!
    Un beso enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s